Usted esta en: ACERCA DE NOSOTROS » Creencias

Creencias

Enviar esta pagina a un amigo Sobre del email
En que cree El Ejército de Salvación.

Los Salvacionistas:

1. Creemos que las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento fueron dadas por inspiración de Dios, y que sólo ellas constituyen la regla divina de fe y vida cristianas.

2. Creemos que hay un solo Dios, quien es infinitamente perfecto, Creador, Preservador y Gobernador de todas las cosas, y que es a él sólo a quien se debe rendir culto religioso.

3. Creemos que la Deidad se constituye de tres personas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, indivisas en esencia, e iguales en poder y gloria.

4. Creemos que en la persona de Jesucristo se unen las naturalezas divina y humana, de manera que él es verdadera y esencialmente Dios, y verdadera y esencialmente hombre.

5. Creemos que nuestros primeros padres fueron creados en estado de inocencia mas por haber desobedecido perdieron su pureza y felicidad, y por efecto de su caída, todos los hombres han llegado a ser pecadores, totalmente corrompidos, y como tales están con justicia expuestos a la ira de Dios.

6. Creemos que el Señor Jesucristo, por sus padecimientos y muerte, ha hecho la propiciación por todo el mundo, y quien quiera que tenga voluntad, podrá salvarse.

7. Creemos que el arrepentimiento hacia Dios, la fe en nuestro Señor Jesucristo, y la regeneración por el Espíritu Santo, son necesarios para la salvación.

8. Creemos que somos justificados por gracia, mediante la fe en nuestro Señor Jesucristo, y que el que cree tiene el testimonio de ello en sí mismo.

9. Creemos que la continuación en estado de salvación depende del ejercicio constante de la fe y obediencia a Cristo.

10. Creemos que es privilegio de todos los creyentes ser enteramente santificados, y que su espíritu, alma y cuerpo pueden ser preservados sin reprensión para la venida de nuestro Señor Jesucristo (1 Tesalonicenses 5:23)

11. Creemos en la inmortalidad del alma; en la resurrección del cuerpo; en el juicio general al fin del mundo; en la eterna felicidad de los buenos, y en el castigo perpetuo de los malos.

De vuelta arriba.

 


Divorcio y Segundo Matrimonio

Dios estableció el matrimonio como una relación de pacto (contrato) entre un hombre y una mujer y El mismo. La Biblia dice que el Señor odia el divorcio (Malaquías 2:16). Jesús dijo: "Por lo tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre." Por lo tanto, creemos que el divorcio nunca es la intención de Dios para nuestros matrimonios. (Mateo 19:6, Marcos 10:2-12).

El Ejército de Salvación ratifica las normas del Nuevo Testamento para el matrimonio, es decir la unión para toda la vida de un hombre y una mujer excluyendo a todos los demás. Sin embargo, reconocemos, y las Escrituras lo afirman, que en circunstancias extremas o trágicas, el divorcio podría ser necesario e incluso puede salvar vidas.

El Ejército de Salvación rechaza tomar la disolución del matrimonio a la ligera. Por lo tanto, todo aquel que considere el divorcio, debe trabajar diligentemente e incondicionalmente por una reconciliación (1 Corintios 7:11). Deben considerar devotamente todas las opciones y consecuencias, guiados por palabra de Dios, la Biblia, el Espíritu Santo, y por quien busque ayudarle a encontrar la voluntad de Dios. Una pareja o familia en esta situación necesitan aceptación, amor y compasión.

Las personas divorciadas que están considerando otro matrimonio deben orar devotamente, buscando la voluntad de Dios. Cuándo las personas divorciadas desean volverse a casar, el Ejército permite que sus oficiales realicen la ceremonia.

Cuando un divorcio o segundo matrimonio ha sucedido, El Ejército de salvación continuará mostrando su amor y compasión, ofreciendo sus servicios y la fraternidad a los involucrados. El casamiento subsiguiente de personas divorciadas puede tener como resultado una nueva unión que presencia fielmente el propósito de Dios para el matrimonio.

Recomendado por aprobación de la Conferencia de Comisionados

Aprobado por el Cuartel Internacional.

De vuelta arriba.

 


Clonación Humana

El Ejército de Salvación reconoce la trágica y perpleja condición de enfermedad de la humanidad. Creemos que existe con el contexto de las Escrituras Santas un combate moral imperativo contra la enfermedad. Para finalizar esto, El Ejército de Salvación reconoce las ventajas de las investigaciones biomédicas así como las relaciona con la Transferencia Somática Celular Nuclear (S.C.N.T., por sus siglas en ingles). Apreciamos los logros terapéuticos con respecto a la regeneración del tejido y bienestar para detener el sufrimiento de los individuos. Esto contrasta con el trabajo relacionado en los que embriones humanos son creados y sacrificados para la investigación y aplicaciones terapéuticas. Aborrecemos la clonación de seres humanos.

Encontramos que la utilización de embriones humanos en tal proceso es inmoral y contrario a la Palabra de Dios y al diseño de la humanidad.

Nosotros continuamos como personas de luz y vida, reconociendo un Dios que es infinitamente Perfecto, Creador, Preservador y Gobernador de todas cosas.

Referencias: Salmo 139; Deuteronomio 30:15; Mateo 4:24; Lucas 9:1

Recomendado por aprobación de la Conferencia de Comisionados

Aprobada por el Cuartel Internacional.

De vuelta arriba.

 


Responsabilidad Personal Financiera

Somos responsables delante de Dios por los recursos y posesiones materiales confiadas a cada uno de nosotros como mayordomos. La Biblia enseña el principio del diezmo (devolviendo a Dios un 10% de todo lo que cada uno de nosotros recibe) (Malaquías 3:10), dando con alegría y administrando fielmente. Estos principios deben guiar el uso de nuestros recursos.

Es importante para las personas tener suficiente para satisfacer sus necesidades, El Ejército de Salvación rechaza la cultura de avaricia, de egoísmo y adoración al dinero como algo contrario a la voluntad de Dios. Jesús enseñó: ' Mirad, guardaos de toda avaricia, porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.' (Lucas 12:15).

Las personas pueden aprender habilidades en el manejo del dinero que les permitan utilizar lo que ellos tienen responsablemente y de esta manera beneficiarse a sí mismo, a sus familias y a sus comunidades. Desafortunadamente, la sociedad moderna (enfatizada en el materialismo, y acceso prácticamente libre e ilimitado a la deuda) ha producido números crecientes de individuos que se encuentran a sí mismo en condiciones financieras desesperadas. El Ejército de Salvación desaprueba a los que lucran con el pobre, incitando a individuos con estabilidad financiera limitada a contraer deudas a un alto costo para luego negarse a negociar justamente el inevitable desastre financiero que sigue.

El no tener deudas o tener una pequeña, le permite a las personas la posibilidad de servir al Señor con mayor dedicación. Una deuda solo debe ser contraída después de pensar y orar y considerar su situación financiera con un compromiso honesto de querer pagar. Situaciones donde la deuda es contraída deben ser consecuentes con una buena gerencia de los recursos dados por Dios. Los individuos no deben contraer voluntariamente deuda donde no hay esperanza razonable de la devolución.

Aún con una administración responsable de nuestro dinero, circunstancias inesperadas pueden surgir, dejando a las personas con deudas incontrolables. En tales casos la bancarrota llega a ser un medio de alivio legal. La bancarrota debe ser utilizada como un último recurso y con la buena fe de tener la intención de pagar su deuda totalmente, si es posible.

A menudo nuestro ministerio nos pone en contacto con individuos cuyas vidas se encuentran destrozadas y han sido oprimidas en muchos sentidos. La ruina económica puede llevar a la pérdida del empleo, la falta de vivienda, la destrucción de la familia y otras relaciones personales. El Ejército de Salvación cree que las personas con estos problemas merecen compasión, ayuda y consejería pastoral.

Recomendado por aprobación de la Conferencia de Comisionados

Aprobada por el Cuartel Internacional.

De vuelta arriba.

 


Declaración de nuestra posición frente a la Persecución Religiosa

La persecución religiosa, ya sea de cristianos o personas de otras creencias, es una injusticia contra la humanidad. El Ejército de Salvación se opone terminantemente a la persecución religiosa de cualquier individuo, comunidad, organización o institución.

La persecución de cristianos alrededor del mundo es un asunto grave. Los Salvacionistas tienen una particular responsabilidad bíblica con quienes forman el Cuerpo de Cristo a nivel mundial. El Ejército de Salvación esta comprometido a orar y apoyar nuestros hermanos y hermanas en Cristo que sufren de persecución religiosa.

La persecución religiosa de cristianos puede tomar forma cuando existe negación del derecho de adorar como congregación y en grupos, cuando se prohíbe hablar abiertamente acerca de Cristo, cuando no se permite llevar una Biblia, dar testimonio a otros o educar a niños en la fe cristiana. En otros casos, las personas son negadas de la libertad de convertirse al cristianismo. En algunos países nuestros hermanos y hermanas están sujetos a supresión política, discriminación social, encarcelamiento, tortura y hasta asesinato, solo por su creencia.

Los Salvationistas están motivados a orar por todo aquel que sufre de persecución basada en su fe.

1 Corintios 12:26-27

Referencia Bíblica: 1 Tesalonicense 3:7, Hechos 11:19, Hechos 8:1, Apocalipsis 2:10, 2 Timoteo 3:12, Hebreos 13:3, 1 Pedro 2:16

Recomendado por aprobación de la Conferencia de Comisionados

Aprobada para ser usada por el Cuartel Internacional en Estados Unidos.

De vuelta arriba.

 


Suicidio

El Ejército de Salvación cree en la santidad de la vida humana. Considera que cada persona tiene un valor infinito y cada vida es vida un regalo de Dios que debe ser valorado, alimentado y salvado. La vida humana es sagrada porque fue hecha a imagen de Dios y tiene un destino eterno (Génesis 1:27). La santidad no se concede, ni se quita por acuerdo humano.

El quitarse la vida uno mismo es una negación del valor de la misma, una negación de la esperanza y del poder de Dios de sostener y ayudar a las personas en tiempos difíciles (2 corintios 12:8-10). El suicidio nunca es una opción aceptable; y lamentamos esos mensajes de la cultura secular que hacen atractiva y promueven la autodestrucción.

El Ejército de Salvación reconoce la inmensidad y diversidad de luchas que un individuo puede enfrentar y dado eso a veces las personas concluyen que el suicidio es su mejor opción. Los programas del Ejército de Salvación deben procurar ser sensibles y responder con ayuda, compasión y consejo pastoral a todo individuo que luche con asuntos que podrían llevarle al suicidio.

El Ejército de Salvación cree en la importancia de comunicar el mensaje de Salvación, nueva vida, esperanza y de sanidad que se puede encontrar en el amor de Jesucristo. Reconocemos los efectos devastadores que el suicidio puede dejar en las familias y amigos. En esos momentos, El Ejército de Salvación se mantiene listo para ofrecer apoyo, consejo, y consuelo.

Recomendado por aprobación de la Conferencia de Comisionados

Aprobada por el Cuartel Internacional.

De vuelta arriba.

 


Version de Imprimir





Buscar

Entrar su busqueda y presionar el boton 'ir'



Mapa de Sitio Mapa de Sitio

Encuentre el Centro

Entrar su codigo postal para encontrar el mas cercano Ejercito de Salvacion

Donar

Donar